Una emergencia spiritual es una etapa crítica y experimentalmente difícil de una profunda transformación psicológica. Es un punto de crisis dentro del proceso de transformación del emerger espiritual. Puede tomar la forma de estados no ordinarios de consciencia e involucrar pensamientos inusuales, emociones intensas, visiones, y otros cambios sensoriales, así como varias manifestaciones físicas. Estos episodios muchas veces pueden girar alrededor de temas espirituales.

.​

“Y como todos aquellos que se desmayan por un exceso de placer y alegría, ella permanece como inconsciente en los brazos divinos y el pecho divino. Ya no le importa nada excepto abandonarse a esta alegría, alimentada por la leche divina... Esta embriaguez celestial en la que se deleita y se aterroriza a un tiempo... esta locura santa...”

SANTA TERESA DE AVILA,
pensamientos sobre el amor de Dios.

 En este contexto el término espiritualidad se refiere a situaciones que involucran experiencias personales de ciertas dimensiones de la realidad que le da a nuestra vida, y existencia en general, una cualidad numinosa. C.G. Jung uso la palabra numinosa para describir una experiencia que se siente sagrada, santa, o fuera de lo ordinario.

Los términos emerger espiritual y emergencia espiritual fueron acuñados por el Dr. Stanislav Grof (psiquiatra) y su esposa Christina Grof quienes han trabajado durante muchos años como terapeutas e investigadores  en el campo de la conciencia no-ordinaria y la transformación personal.



 Episodios de ésta naturaleza pueden ser encontrados en historias de vida de chamanes, yoguis, místicos, y santos. Literatura mística del mundo describe estas crisis como importantes indicadores del camino espiritual, y confirma su potencial sanador y transformador.



El término emergencia espiritual es un juego de palabras sugiriendo una crisis, pero a la vez, una oportunidad de “emerger”, de ascender a un nivel más alto de funcionamiento psicológico y consciencia espiritual.

     Cuando enfatizamos la necesidad de reconocer la existencia de las emergencias espirituales, esto no quiere decir un rechazo a las teorías o prácticas de la psiquiatría convencional. No todos los estados que actualmente son diagnosticados como psicosis son crisis de transformación psicoespiritual o tienen un potencial sanador. Los episodios de conciencia no-ordinaria cubren un espectro muy amplio, desde experiencias puramente espirituales hasta condiciones que son claramente biológicas y requieren tratamiento médico.