¿Que hacer?

10 consejos para sobrevivir una crisis espiritual


1. Un proceso natural: Recuerda que los estados alterados de consciencia y las experiencias psíquicas o espirituales son aspectos naturales de ser humanos. Los estados en los que las fronteras de los mundos internos y externos se vuelven más delgadas pueden proveer valiosas oportunidades de crecimiento.

Cuando se está pasando por una emergencia espiritual es probable que una persona:



• sea bombardeada por experiencias internas

• tenga desafiadas antiguas creencias y formas de ser

• encuentre difícil enfrentarse a las demandas de la vida diaria

• tenga dificultad para distinguir el mundo visionario interior del  mundo externo de realidad cotidiana

• experimente sensaciones físicas de intensas energías alrededor del cuerpo

• sienta una fuerte urgencia por comunicar sus experiencias

• suene fuera de contacto con la realidad, desarticulado, o mesiánico

 

 

2. Miedo y Pánico: Estos sentimientos son comunes en momentos de crisis. Intenta relajarte y mantener bajos los niveles de estrés. Haz exhalaciones largas y recuerda que este estado va a pasar.
 

3. Mantente concentrado: Los estados en los que estamos menos concentrados en el mundo cotidiano te dejaran más abierto a experiencias inusuales. Este es un momento para dejar a un lado la meditación intensiva o la práctica espiritual.
 

4. Comida: Si comer es difícil, asegúrate de tener fluidos y barras nutritivas regularmente para mantener los niveles de glucosa altos.
 

5. Sueño: Este puede ser difícil o trastornado. No te asustes. Descansar es casi tan bueno cómo dormir. Reduce la cafeína y otros estimulantes para asegurarte que descanses lo que más puedas. No te preocupes, esta fase pasará.
 

6. Aislamiento: Mantén el contacto con las personas a tu alrededor aunque no sientas ganas. El aislamiento te puede llevar más adentro hacia la realidad no-compartida y las experiencias bizarras (aunque ten cuidado con las personas críticas y sentenciosas pues relaciones e interacciones tóxicas pueden empeorar todo).
 

7. Mantén los pies en la tierra: Es fácil perdernos en la cabeza. Regresa al momento presente- observa lo que experimentas en éste momento – tu cuerpo, tu respiración, lo que puedes ver y oír. Concéntrate en las tareas del presente.
 

8. Decisiones precipitadas: Tómatelas con calma por ahora. Nuestro juicio nos puede fallar en estos momentos, así que este puede que no sea el momento para terminar esa significante relación o hacer esa importante decisión financiera.
 

9. Comunicación: Cuida lo que dices y a quién se lo dices. Es fácil alarmar a otras personas sin querer, generando desastrosas consecuencias. Si no estás seguro, mantenlo para ti mismo.
 

10. Encontrando un significado: No te preocupes si todo esto suena confuso por ahora. Será más fácil encontrarle un significado a todo una vez que pase la crisis. Habrá un significado ahí en alguna parte pero encontrarlo puede tomar tiempo y tú necesitaras ser paciente. ¡Tómatelo con calma!